Estudios de casos de bebidas


Campaña Jack & Ginger de Brown Forman
Campaña Jack & Ginger de Brown Forman

La tecnología y los conocimientos técnicos crean una receta para el éxito

Al mezclar Jack Daniels con Ginger Ale, Brown Forman creó un refrescante y novedoso cóctel donde se complementan los sabores individuales de cada uno. Necesitaban una potente campaña de punto de compra para el consumo dentro y fuera de los establecimientos que inspirara a los clientes a probar esta nueva bebida mezclada. Para esta campaña buscaban crear una mezcla similar en el diseño del empaque y las técnicas de impresión que llamara la atención de los consumidores. Los cálidos tonos dorados del whisky fueron captados con la incorporación de un tratamiento metálico sutilmente reflejante que capta la luz y presta brillo al producto.

 


Perspectiva

Basándonos en nuestra experiencia en promociones en punto de compra, MPS trabajó con la agencia de publicidad para analizar de qué manera las tecnologías de impresión excepcionales podían combinarse con los gráficos para lograr el máximo impacto.

Ejecución

Al trabajar con elementos artísticos clave, agregamos lámina de manera selectiva y creamos viñetas metálicas en ciertas áreas. Nuestra tecnología FoilKote se aplicó en toda la campaña, junto con elementos en 3D que exhibieron el producto. El juego de cajas se envió plano con las instrucciones para ensamblarlo fácilmente en el sitio y crear un vaso de whisky de APET en 3D que realmente llamaba la atención en los establecimientos.

Recursos

MPS administró todos los aspectos del proyecto, desde la preimpresión hasta el despacho. El tiempo de entrega total, desde la aprobación de las pruebas hasta el ensamblado y la entrega de los juegos terminados, fue de diez días.


Campaña de mercadotecnia de Grand Marnier
Campaña de mercadotecnia de Grand Marnier
Campaña de mercadotecnia de Grand Marnier
Campaña de mercadotecnia de Grand Marnier
Campaña de mercadotecnia de Grand Marnier

Relanzar una marca con imaginación y creatividad

La verdadera prueba de un clásico es que resista el paso del tiempo, y el Grand Marnier no es la excepción. Pensando en nuevas formas de que un público más joven disfrute de su licor de 150 años, Marnier–Lapostolle lanzó una campaña mundial para promocionar el Grand Marnier como un cóctel frío refrescante. La campaña abrió nuevos horizontes con formas innovadoras y ambiciosas de enfriar y servir el licor, lo que motivó a los consumidores a ver esta marca emblemática desde una perspectiva completamente nueva. Visualizar cómo el empaque con valor agregado puede integrarse a la perfección con el producto es un importante paso inicial en la creación de una campaña homogénea. La ejecución de las ideas para lograr la visión es un paso final indispensable para garantizar el éxito.

 


Perspectiva

El desafío fue más allá de la impresión y el empaque e incluyó el diseño del producto, la ingeniería y la creación de prototipos de unidades de refrigeración (incluido el vidrio soplado) para crear una experiencia que combinara la identidad central de la marca con el tema de lo refrescante. Nuestro equipo analizó 54 conceptos de productos con presentaciones de diseño con calidad de agencia para diversas maneras de refrigerar, enfriar y aislar el Grand Marnier a 20 °F.

Ejecución

La refrigeración, el enfriado y el aislamiento fueron fundamentales para todos los componentes de la campaña, lo que requirió una variedad de materiales, cumplimiento de normas internacionales, armado de juegos y el ensamblado. MPS produjo ocho artículos promocionales para la campaña de Grand Marnier, incluida una máquina despachadora de tragos refrigerados, una hielera refrigerada moldeada por inyección, vasos de licor grabados, juego despachador de cóctel, lata para fiestas con inserto termoformado, fundas de neopreno, caja de regalo de APET y exhibidor de cartón corrugado para tiendas.

Recursos

MPS confió en nuestra amplia red de socios para crear los prototipos, probar y obtener los diversos componentes, todos programados para llegar de manera simultánea al lanzamiento de la marca. Combinamos los recursos de tres plantas de producción de MPS con nueve proveedores diferentes especializados en manufactura personalizada, lo que nos permitió unir todo a la perfección para lograr el proyecto del cliente.